domingo, 22 de febrero de 2015

Relación entre la Fibromialgia y el Síndrome de Raynaud

Desde hace muchos años, cuando estoy en clima frío o con el acondicionador de aire muy frío, mis manos y pies tienden a enfriarse; y no estoy hablando de un poco frío, sino de un frío tan intenso hasta el punto de ser doloroso, y realmente difícil de calentar. Literalmente siento como si tuviera las manos sumergidas en agua helada, aún cuando tengo guantes puestos. Ahora se sabe que esta sensibilidad a la temperatura, es un síntoma muy común de la fibromialgia y del síndrome de fatiga crónica.

Sin embargo, en algunos casos va mas allá de un síntoma y se trata en realidad de una condición independiente. Cuando las extremidades se enfrían de forma simétrica (es decir ambas al mismo tiempo), podría significar que uno tiene el fenómeno de Raynaud.

El fenómeno de Raynaud es un trastorno de la circulación de la sangre que causa decoloración de los dedos de las manos y pies, y también puede causar que las uñas se vuelvan quebradizas, y se manifiesta por entumecimiento o dolor en las extremidades (mayormente las manos). Las partes del cuerpo más comúnmente afectadas son los dedos de manos y pies, pero también pueden verse afectados las plantas de los pies, las palmas de las manos, los labios, nariz, lóbulos de las orejas, rodillas y pezones. Se cree que es el resultado de vasoespasmos que reducen el suministro de sangre a las extremidades. 

Existe el fenómeno de Raynaud primario y secundario. El primario comprende la Enfermedad de Raynaud por si sola, la cual es bastante benigna; y el secundario es un trastorno mucho más grave que tiende a tener mayores complicaciones y se conoce como Síndrome de Raynaud que está causado por algún otro factor, como ciertos medicamentos u otras enfermedades, usualmente trastornos del tejido conectivo.

Todavía no se sabe qué provoca el Síndrome de Raynaud. El aumento de los síntomas o ataques, a menudo son provocados por la exposición al frío o altos niveles de estrés. Un ataque puede durar sólo unos minutos, como puede durar horas. Otros factores que pueden desencadenarlo, son el contacto con agua fría o hielo, algún estímulo emocional y también puede ser provocado por vibraciones.

Los síntomas del fenómeno de Raynaud tienden a variar en intensidad y pueden incluir:
  • entumecimiento y hormigueo en los dedos de manos y pies
  • entumecimiento en los lóbulos de las orejas, la nariz o los labios
  • dolor o hinchazón en manos y pies
  • sensaciones de ardor en las extremidades
  • piel y dedos que cambian de color cuando se aplica presión
  • extremidades que se sienten frías al tacto

El síndrome de Raynaud, generalmente se presenta en tres etapas:
  1. Piel pálida y blanca por la poca circulación sanguínea con insensibilidad y dolor (Isquemia)
  2. Piel azulada por la hipoxia (Cianosis) 
  3. Piel enrojecida por el regreso del flujo sanguíneo con sensación de hormigueo y latidos (Hiperemia reactiva)

El Síndrome de Raynaud causado por fibromialgia está asociado con ciertas complicaciones que suelen ser raras, pero que si se ignoran o se dejan sin tratamiento, podrían ponerle en riesgo. Las complicaciones que pueden ocurrir incluyen:
  • úlceras en la piel de los dedos de manos y pies
  • uñas de manos y pies deformadas
  • dificultad para sanar cortes y otras heridas
  • cicatrices
  • daño tisular
  • gangrena

Aunque no es mortal o increíblemente peligroso, los casos crónicos y recurrentes del Síndrome de Raynaud pueden resultar en la atrofia de la piel, tejido subcutáneo y muscular. En casos extremos puede causar úlceras, necrosis o gangrena de las yemas de los dedos. Razones por las cuales es importante prestar atención cuando los ataques duran horas o son demasiado frecuentes, y tratar de controlar los síntomas.

El Síndrome de Raynaud ocurre como un fenómeno secundario en respuesta del organismo por diversas razones, como son: 

Raynaud en la Fibromialgia o SFC
No se sabe exactamente porqué el fenómeno de Raynaud es común en personas con Fibromialgia o SFC, pero los síntomas de Raynaud son causados por el flujo inadecuado de sangre, y algunas investigaciones indican una alteración del flujo sanguíneo en la Fibromialgia y el SFC.

Los síntomas de Raynaud pueden agravar ciertos síntomas de la Fibromialgia y el SFC, relacionados con la sensibilidad a la temperatura. Tener frío puede causar dolor a alguien con Fibromialgia o SFC y puede, en algunos casos, hasta desencadenar una crisis, lo que hace especialmente importante para estos pacientes, evitar síntomas de Raynaud.

Tratamiento del Síndrome de Raynaud
Aunque no existe una cura para el Raynaud, hay algunas cosas simples que se pueden hacer para controlar los síntomas. Es importante ser conscientes de este trastorno y reducir la vulnerabilidad a los ataques. La primera línea de defensa está modificando sus hábitos para ayudar a prevenir los síntomas.

Algunos tratamientos o estrategias de manejo que pueden ayudar a aliviar los ataques, son: 
  • Trate de evitar la exposición al frío siempre que sea posible. 
  • Si va a estar fuera en un día frío, vestirse en capas. 
  • No exponer manos o pies al frío o protegerlos con guantes y calcetines gruesos cuando no se puede evitar la exposición
  • Si es fumador, considere dejar de fumar, ya que la nicotina hace que los vasos sanguíneos se estrechen, lo que causa aún más frío.
  • No usar ropa que constriñe el flujo sanguíneo, incluyendo anillos o calcetines apretados
  • Hacer ejercicio para mejorar la circulación (adecuado a su nivel de tolerancia)
  • Manejar su estrés
  • Evitar posibles detonantes, incluyendo vibraciones.

Qué hacer cuando se produce un ataque de Raynaud
Puede ayudar a aliviar los síntomas haciendo lo siguiente:
  • Mover o masajear las partes afectadas
  • Encontrar un lugar más cálido
  • Meter las manos o pies (o zonas frías específicas) en agua tibia (no caliente!) 

Opciones de tratamiento médicos 
Algunas opciones tradicionales y alternativas incluyen:
  • Medicamentos, como bloqueadores alfa, bloqueadores de los canales de calcio y vasodilatadores, que afectan los vasos sanguíneos
  • Las inyecciones de productos químicos que bloquean los nervios de las manos o pies
  • En casos raros, el daño tisular puede ocurrir y puede ser necesario extirpar quirúrgicamente.
  • Algunos tratamientos alternativos incluyen suplementos con gingko o aceite de pescado, sin embargo, un estudio de 2009 encontró que no hacen una diferencia significativa.

¿Su piel se vuelve azul cuando tiene mucho frío? ¿Un ataque de estrés parece causarle frío? Si usted sospecha que tiene el síndrome de Raynaud, asegúrese de hablarlo con su médico para que pueda ser diagnosticado y tratado adecuadamente.


miércoles, 31 de diciembre de 2014

Feliz Año Nuevo para los fuertes y valientes guerreros de la fibromialgia

Cuando se tiene fibromialgia o alguna condición de dolor crónico, las tareas mas sencillas pueden exigir demasiado de nuestra parte, es mas difícil para nosotros realizarlas y nos dejan exhaustos y agotados. Aunque a veces es mejor guardar silencio, en lugar de decirle a los demás como te sientes, porque duele mas darse cuenta de que te escuchan pero no logran entenderte; porque para los que no sufren como nosotros, es difícil entenderlo y nos juzgan con mucha rapidez.  A ellos les diría que nos tuvieran un poco de paciencia.  

Parece mentira, pero hay ocasiones en que lo único que deseamos es que el día acabe pronto, aunque solo sea para ir a la cama y no poder no dormir. Tener dolores fuertes todo el tiempo es desgastante y no poder dormir bien solo empeora la situación.  En estos días, nuestro nivel de tolerancia es mínimo, y los mas pequeños conflictos pueden convertirse en problemas de proporciones épicas. El dolor afecta nuestra mente impidiendo que veamos las cosas con claridad, y no podemos tener ni suficiente paciencia ni una actitud conciliadora. Por el contrario, podemos volvernos conflictivos y beligerantes y todo lo que los demás hacen nos parece una afrenta personal.

El dolor y el malestar no solo afectan tu cuerpo, sino también tu mente. Si algunas veces tengo una mala actitud no es porque soy simplemente grosera o una mala persona, sino porque vivo en constante dolor diario; estoy cansada, malhumorada e irritable, y todo lo que quiero es estar acostada, y algunas veces no me soporto ni yo misma; pero sin embargo, muchas veces trato de funcionar como una personal normal, esperando tener la capacidad de hacer lo que los demás hacen, sin darme ni un respiro, no le doy oportunidad a mi cuerpo de hacer lo que puede (que es mucho menos de lo que hago), me siento culpable por descansar, pero la realidad es que no soy perezosa ni vaga, solo estoy haciendo lo mejor que puedo con lo que tengo.

Nunca olvides que Fortaleza es despertar cada mañana, sabiendo la cantidad de dolor que traerá el día, y seguir adelante a pesar de todo, salir de la cama para ser madre o padre a pesar de la lucha interna con el dolor, realizar un trabajo a pesar de la enfermedad, dando lo mejor de uno mismo... somos personas fuertes, somos guerreros, somos valientes.

Algunos podríamos decir que nuestro mayor logro este año fue "sobrevivir".  Mi enfermedad no es mi culpa, yo no escogí a la fibromialgia, pero si puedo escoger disfrutar de la vida y enfrentar cada día con una sonrisa, porque yo merezco paz, felicidad y respeto.

Que mas podría desearles a parte de un Feliz Año, lleno de salud, bendiciones y alegrías; pues bien, les deseo tranquilidad y noches de sueño restaurador, proyectos de paz, que sean amadas, valoradas, comprendidas y respetadas, libros bien leídos, cafecitos con las amigas, que sus idas a la farmacia sean por cosméticos y no por medicamentos, muchas risas y carcajadas de esas que hacen llorar y curan las arrugas, que puedan cantar fuerte cuando vayan en el auto y puedan bailar sabroso cuando se encuentren solos. En fin, que este año que viene sea mejor que el queda atrás.

Feliz Año Nuevo 2015 y Mil Bendiciones!!!


viernes, 3 de octubre de 2014

La Fluoxetina, sus usos y efectos secundarios

Siempre que hablo de depresión y antidepresivos, menciono la Fluoxetina, porque es lo que mejor me ha funcionado a mi en particular, aunque realmente hay un sinnúmero de antidepresivos muy buenos en el mercado, que definitivamente pueden proporcionar buenos resultados; solo falta encontrar el correcto, considerando que a cada persona le funciona algo diferente, lo que significa que no se puede decir que alguno sea mejor que otro.

La Fluoxetina (también conocida como Prozac) se usa para tratar diversos problemas, como la depresión (es decir una depresión continua que interfiere con el funcionamiento diario de la persona), el desorden obsesivo-compulsivo (una obsesión es un pensamiento que no se va, una compulsión es una acción hecha una y otra vez para aliviar la ansiedad), para algunos trastornos relacionados con los hábitos alimenticios (como la bulimia), los ataques de pánico (incluyendo el pánico asociado con la agorafobia - un temor severo a estar en multitudes o lugares públicos) y también para aliviar los síntomas del trastorno dispórico premenstrual (incluyendo los cambios en el estado de ánimo, irritabilidad, hinchazón abdominal y la sensibilidad de los senos).

La Fluoxetina pertenece a una clase de medicamentos llamados inhibidores selectivos de recaptación de serotonina. Funciona al aumentar la cantidad de serotonina, una sustancia natural en el cerebro que ayuda a mantener el equilibrio mental.  Este efecto tan beneficioso para la depresión, también se hace extensivo para la fibromialgia, ya que al incrementar los niveles de serotonina, se disminuye la percepción del dolor en el cerebro. No lo elimina por completo, ni desaparece, pero ciertamente se puede sentir mejoría en este aspecto.

Efectos Secundarios
Los efectos secundarios no pueden ser anticipados. Si hay algún desarrollo o cambio en la intensidad, se debe informar al médico tan pronto como sea posible. Solamente el doctor puede determinar si es seguro que se continúe con el tratamiento con Fluoxetina.

Los efectos secundarios más comunes pueden incluir: sueños anormales, eyaculación anormal, visión anormal, ansiedad, impulso sexual disminuido, mareos, boca seca, síntomas como los de la influenza, rubor, gases, dolores de cabeza, impotencia, insomnio, picazón, pérdida del apetito, nausea, nerviosismo, sarpullido, sinusitis, falta de sueño, dolor de garganta, sudores, temblores, estómago malo, vómitos y debilidad.

Los efectos secundarios menos comunes pueden incluir: sensación del gusto anormal, agitación, problemas de sangramiento, escalofríos, confusión, dolor de oídos, inestabilidad emocional, fiebre, orinar en forma frecuente, presión sanguínea alta, apetito aumentado, pérdida de memoria, palpitaciones, un tintineo en los oídos, desórdenes del sueño, subir de peso.

Efectos secundarios menos comunes en niños y adolescentes pueden también incluir: agitación, sangrado menstrual excesivo, orinar en forma frecuente, hiperactividad, manía o hipomanía (sentimientos inadecuados de alegría y/o pensamientos rápidos), sangrados de nariz, cambios de personalidad y sed.

Los efectos secundarios pueden no experimentarse nunca, como pueden durar un par de semanas mientras el cuerpo se ajusta al medicamento. Sin embargo, si se mantienen por mas de un mes, es recomendable informarlo al médico.

Conclusión
Tantos y tan delicados efectos secundarios, pueden hacer que nos parezca que no vale la pena tomar este medicamento. Pero en realidad es poco común experimentarlos y si llegamos a experimentar algunos, usualmente dura algunas semanas y luego se supera. Sin embargo, al comparar los beneficios de la Fluoxetina con los posibles efectos secundarios, se concluye que estas molestias se pueden tolerar por unas cuantas semanas, a fin de obtener la mejoría y sensación de bienestar tan necesaria tanto en los casos de depresión como en los casos de fibromialgia.

No pretendo hacerle propaganda a la Fluoxetina, pero yo llevo años tomándola, y puedo atestiguar que ya no sufro de efectos secundarios, y si alguna vez siento alguna molestia, realmente no le doy importancia, porque las veces que he suspendido el medicamento, he podido presenciar el efecto negativo que tiene en mi cuerpo, y como la intensidad de los dolores, sobre todo los generalizados, regresan con fuerzas renovadas.


Todos los medicamentos que se tienen que tomar por períodos prolongados, generalmente tienen efectos secundarios hasta que el cuerpo se acostumbre a ellos. Ya sea éste u otro antidepresivo, mi recomendación es buscar uno que a ti te funcione, y usarlo a pesar de los efectos secundarios (a menos que no desaparezcan en un período prudencial), y disfrutar de los beneficios que proporcionan. 


El Prozac es caro, pero si puedes pagarlo, úsalo.  Sino, hay un sinnúmero de genéricos en el mercado; solo te recomiendo que no uses el mas barato, porque muchas veces no funciona (como dice el dicho: "lo barato sale caro"). Después de buscar y probar varios, yo encontré uno que cuesta menos de la mitad de lo que cuesta Prozac y me ha funcionado muy bien. El asunto es buscar ayuda para sobrellevar los síntomas de la fibromialgia.




miércoles, 6 de agosto de 2014

El dolor y su efecto mente-cuerpo

Como yo lo veo, existe el dolor físico y el dolor emocional.  Se pueden experimentar juntos o por separado, pero nadie puede decir que uno es mas fuerte o devastador que el otro.  Ambos tienen el mismo efecto sobre la mente y el cuerpo; ambos te producen desgaste, deseos de rendirte, apatía, y ambos le imponen estrés a tu organismo, creando un círculo vicioso en el que la posibilidad de superarlo se hace cada vez mas difícil.

Si se sufre de mucho dolor físico, sobre todo por períodos prolongados, es decir de forma crónica, eventualmente, este dolor puede empezar apachurrar tu espíritu, a machacar tu alma, causándote depresión. Especialmente en el caso de la fibromialgia, en donde usualmente se experimenta dolor de manera generalizada, constante y muy intensamente.

Si se sufre de depresión, ésta puede terminar abrumando tu mente, lo que puede traducirse en dolor físico (como un efecto psicosomático) o si ya se tiene alguna condición de dolor crónico, lo mas probable es que la depresión incremente el dolor.

Se imaginan entonces que pasa cuando una persona con una fibromialgia de moderada a severa, también experimenta una depresión, y aunado a esto, puede ser que no cuente con un sistema de soporte moral o emocional? Las repercusiones pueden ser terribles, llegando a pensar incluso en la muerte.  Aunque no creo que pensemos de forma conscientes en suicidarnos, es muy probable que lleguemos a desear morir y terminar con todo (como una forma de escape para buscar paz).

Estos son realmente los momentos mas difíciles que un paciente de fibromialgia pueda tener que enfrentar, y aunque la mayoría de las veces solo ocurren como crisis ocasionales, existen casos severos donde ocurre prácticamente todo el tiempo. 

Definitivamente no existe un tratamiento, un medicamento o una solución para esto. Básicamente depende de nosotros  mismos y de lo que decidamos hacer al respecto.  Aunque la mayoría del tiempo puede parecer que tenemos esta situación bajo control, muchas veces los problemas diarios, económicos o familiares te afectan tanto que no puedes evitar caer en depresión.  Y esto no debe ser visto como una debilidad, sino como un punto de quiebre en un ser humano que vive constantemente haciéndole frente a una condición que la mayoría de las personas no podrían soportar durante 2 días seguidos.  No puedo hablar por lo demás, pero voy a compartirles como manejo yo, estas situaciones en mi propio caso.
  • Para mi los antidepresivos son fundamentalmente de gran importancia. Llueva, truene o relampaguee, yo procuro tomarlo todos los días, y estar pendiente de cuando se me está acabando, para comprar un paquete nuevo y nunca quedarme sin ellos. Yo tomo Fluoxetina, que muchos conocen como Prozac, pero el Prozac es extremadamente caro, y la Fluoxetina que me ha proporcionado el Seguro Social es de tan mala calidad, que parece que no estuviera tomando nada; así que me dediqué a buscar una marca (no precisamente genérica), porque aunque deseaba una solución no tan costosa, también soy consciente de que "lo barato sale caro", y afortunadamente encontré una llamada Neupax 20 (sin ánimo de hacerle propaganda a ningún producto). Todos los días religiosamente me tomo una pastilla en las mañanas, y puede decir con toda certeza, que las veces que me he quedado sin tomar el medicamento por varias semanas, he tenido serios problemas a parte de la depresión misma, como hipersensibilidad, sensación de sentirme atacada por los demás, tendencia a ser beligerante, mi percepción de las situaciones y actitudes de otros se vuelve negativa, suelo explotar en llanto a la menor provocación, me cuesta manejar los problemas de una forma ecuánime, en fin, es obvio que el antidepresivo me hace falta. Además, los dolores se magnifican notablemente y bajo ciertas circunstancias, hasta he llegado a pensar que ya no quiero vivir mas.  Por eso, cuando mi esposo me dice que espere unos días para comprar el medicamento porque se necesita el dinero para otra cosa, yo le digo tajantemente (a modo de broma, pero con algo de verdad) que mejor lo usemos para mi medicina, porque sino en pocos días voy a estar pensando en suicidarme.  Así que es realmente importante considerar el tema del antidepresivo para contrarrestar los efectos de la depresión y el dolor.
  • Salir de la cama es otro de los grandes problemas con los que me toca luchar cuando paso por estas crisis depresivas, es un asunto difícil de lograr.  A parte del hecho de que prácticamente no se puede dormir casi nada durante de la noche cuando tienes fibromialgia, el hecho de despertamos en la mañana tan adoloridos, es la primera razón para no desear salir de la cama; te dices a ti mismo... me duele mucho y no me quiero ni mover.  Pero cuando me quedo en cama un rato mas esperando que el dolor disminuya un poco, empiezo a pensar que realmente no tengo ninguna razón que me obligue a salir de la cama.  Usualmente alguien me ayuda con el desayuno y me lo trae a la cama, así es que permanezco en ella y me quedo viendo televisión o algo así, y eventualmente me vuelvo a dormir. Y cuando me doy cuenta, ha pasado prácticamente todo el día y no he hecho nada productivo y solo he salido de la cama para ir al baño.  Eso no es vida.  No está bien ni es sano. Pues bien, me permito unos 2 o 3 días de esto, pero máximo al tercer o cuarto día me obligo a sentarme en la sala, en el comedor o en la terraza, aunque sea haciendo nada. Salir de la cueva, cambiar de ambiente y ver la luz del día provocan cambios positivos en tu cerebro.  Otra cosa que hago cuando me quedo en cama es hacer listas de todas las cosas que tengo pendientes alrededor de la casa o que quisiera hacer y las anoto en el celular.  Generalmente las repaso en la mañana, buscando algo que me motive a levantarme y desafiándome a mi misma a salir de la cama y realizar aunque sea una cosa de mi lista, aunque en el fondo aspiro a realizar mas de una.
  • Otra de las técnicas que utilizo para irme sacudiendo la depresión y tratar de regresar a mi estado normal (que bueno... de normal no tiene mucho ante los ojos de las personas sanas), es pensar en algo que yo sé que realmente me gusta hacer, como visitar a alguien, comer una comida favorita, hornear algún postre especial, salir a tomar café con una amiga querida, jugar algún juego de mesa con familiares o amigos... y hacerlo.  Uno puede pensar "no tengo la fuerza o no estoy de humor", pero si te obligas hacerlo, pones tu mejor cara y tratas de sacar el mayor partido de la situación, te darás cuenta que resultó una experiencia positiva que te ayudó a superar ese mal momento.  Te lo digo por experiencia propia.


Sacudirse las crisis de depresión no es tarea fácil, pero quienes sufrimos de enfermedades de dolor crónico, como fibromialgia, artritis, lupus, etc. y tenemos tendencia a la depresión, al menos sabemos que lo mas importante es que son temporales y que solo depende de nosotros como salir adelante.

Mil Bendiciones para ti!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...